Skip to content

Elling: conmovedora, divertida y muy recomendable

17/01/2012

Elling es una obra de teatro que te conmueve, que tan pronto te hace reír, como que te deja sin aliento de la emoción. De esas obras que están tocadas por la varita mágica de unos grandes intérpretes y una excelente dirección.

Elling es la historia de dos hombres que viven en un hospital psiquiátrico desde hace años y a los que el Gobierno concede un piso para que aprendan a vivir en sociedad y se integren. Lo que supone toda una aventura para dos personas que nunca han vivido por su cuenta. Es una bonita historia basada en la amistad y la superación.

Si vais a ver la obra y quedan entradas pegadas al escenario ¡comprad esas! Porque Elling se representa en medio del público, es decir que el escenario está rodeado de gente por sus cuatro lados, lo que te permite vivir muy de cerca lo que está pasando en cada momento.

Diré que no soy objetiva con los actores principales, Carmelo Gómez y Javier Gutiérrez, porque para mí son dos de los mejores actores españoles que tenemos. A los dos les ayuda muchísimo el torrente de voz que tienen y las tablas de tantas horas subidos a un escenario.

Carmelo Gómez me encanta, es un actor de mil recursos, me parece que sólo le puede hacer sombra uno tan grande como Javier Bardem. Aunque yo no le había visto nunca hacer comedia y me dejó sorprendida de lo que consigue hacer con el personaje de Elling, al que da un toque de humor muy inteligente y profundo, nada superficial. Lo mismo me pasa con su personaje en estado dramático, lo borda. Me creo totalmente a ese Elling que sufre y me creo sus sentimientos de amistad y de celos que tan bien refleja. Me lo creo tanto que ver al Carmelo Gómez fuera del personaje de Elling, cuando saluda al público tan sonriente, me produjo un poco de choque. Tenéis que ir a verle bailar break dance ¡no tiene desperdicio!

Javier Gutiérrez, también me gusta y mucho. Es un actor que hace fácil lo difícil y tiene la capacidad de transmitirlo. Me emocionaron sus debilidades y me divirtieron sus locuras y además mucho y durante toda la obra que dura casi dos horas ¡ya es difícil! Tuvo varios momentos estelares. Uno de ellos, cuando le comunican una noticia por teléfono, de repente consiguió dejar a todos los espectadores, durante unos segundos con una incertidumbre tremenda, maravillosamente resuelta por su interpretación y por la dirección de Andrés Lima.

Los otros dos actores que componen el elenco son Rebeca Montero y Chema Adeva, que interpretan a varios personajes cada uno. El personaje que más me gusta de Rebeca Montero es el de la mujer embarazada, que desde que aparece en escena con grandes dosis interpretativas de naturalidad y realismo, no hace más que sumar puntos a la obra. Y a los dos personajes que tan bien interpreta Chema Adeva, tanto el de asistente social, como el de poeta, les saca muchísimo jugo y hace que tengan un peso muy importante en la obra.

Si habéis visto alguna de las muchísimas obras de teatro que ha dirigido Andrés Lima, podréis ver que su buen hacer es fácilmente identificable en muchas partes de Elling. Es uno de los directores de escena más relevantes y atrevidos del momento, al menos para mí. En Elling, me gusta el respeto con el que implica al público en la obra, sin hacerle salir a escena, ni nada de eso tan incómodo. Me fascina cómo consigue pasar de momentos trágicos a cómicos en apenas décimas de segundos. Y también cómo resuelve las entradas y salidas de personajes, los cambios de escena y los de ropa, teniendo en cuenta que el espectador ve todo porque el escenario está abierto por las cuatro bandas.

La escenografía y el vestuario son muy sencillos y limpios, pero a pesar de ello, consiguen transmitir todo lo que se proponen en cada escena. La iluminación es muy original porque está compuesta por un cuadrado justo encima del escenario con diferentes tipos de luces y colores, algunas son fluorescentes como ¡los que tenemos en la cocina!

Tengo que destacar la música de la obra porque es preciosa. El pianista Mikhail Studeyenov toca en directo música de Schumman, Clara Wieck y Brahms que integra perfectamente con cada movimiento que realizan en escena. Y también llaman mucho la atención las fotos de la obra y de los ensayos, que hay colocadas en la entrada, antes de acceder al teatro o las que hay en Facebook y Twitter, son todas (al igual que las de este post) de Sergio Parra y son ¡espectaculares!

Y finalmente diré que conozco muy bien todo el trabajo, el esfuerzo, la ilusión y el desgaste que hay que hacer para producir una obra de teatro y en el caso de Elling se refleja en todo, desde la elección de la obra, la versión y adaptación del texto (espectacular trabajo de David Serrano), la elección de los actores, el director, el equipo técnico, la distribuidora, el marketing, etcétera. Todo ello está muy bien dirigido y conseguido por Coté Soler. Esta es su tercera producción y seguro que igual que pasó con “Closer” y “Días de Vino y Rosas”, volverá a ser un éxito.

Lo dicho… Elling es una obra de teatro que te apetece decirle a todo el mundo que vaya a verla. Yo desde luego os la recomiendo y además la veré otra vez, ¡seguro!

Elling estará durante seis semanas en el Teatro Galileo (Calle Galileo, 39, Madrid) Los miércoles, jueves y viernes a las 20:30 h. – Sábados a las 18:30 y 22:00 h. -Domingos: 18:30 h. La entrada cuesta 25€, pero si vas en grupo o consigues un día de oferta, la puedes encontrar por 20€.

Puedes seguirles en Facebook, Twitter, You Tube o en su web.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Estoesincreíble permalink
    18/01/2012 10:39 am

    ¡¡¡Necesito verla!!!

  2. mlgvalcarcel permalink
    18/01/2012 6:42 pm

    Estoy deseando ir.¿cuándo vamos? Si la pones así de bien, seguro que a mi también me encantará. Sólo discrepo contigo en un par de cosas: que te gustan las chanclas y Javier Bardem 🙂

  3. Lulu permalink
    18/01/2012 9:17 pm

    Qué ganas tengo de ir!!!
    Estoy intentando que empiece Lucas con
    biberón para poder ir
    Seguro que está muy bien, como todo lo
    que he visto de Coté, tanto subido al escenario
    como detrás de él

  4. Mónica permalink
    18/01/2012 10:51 pm

    Ya que me perdí Días de vino y rosas (y mira que estaba esperando que vinieran a Málaga pero al final, ni me enteré), ésta no pienso perdérmela. A ver si la próxima vez que vaya a Madrid, busco el hueco y voy a verla. Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que opinas de Carmelo Gómez (y de Bardem, ni que decir tiene, ya lo sabes) y ya que nunca le he visto en teatro, me apetece un montón. Si se come la gran pantalla con sus interpretaciones, me imagino que en directo y encima de un escenario, tiene que estar inmenso. También tengo muchas ganas de ver a Javier Gutiérrez en un registro distinto al que yo le he visto porque me parece que tiene que sorprender un montón.
    La música me imagino que es maravillosa y el conjunto debe ser increíble.
    Tengo clarísimo que me va a encantar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: