Skip to content

Lo que pudo ser y no fue el Congreso de Internet

21/11/2010

Mi intención con este post es analizar la organización del Congreso de Internet 2010, al que asistí del 22 al 24 de octubre, no a los ponentes ni el contenido de sus ponencias, porque todas me sirvieron y me enseñaron, en mayor o menor medida. Y porque ya hay miles de comentarios al respecto en la red, incluidos los míos. Gracias a los ponentes, considero que mi dinero y mi tiempo estuvieron bien invertidos, incluso es probable que repita el próximo año. Y es seguro que lo haga, si mejora la organización. Seguro que así será, dado que la directora del evento se comprometió públicamente a hacerlo.

Comenzaré con mi conclusión (personal) del Congreso: si se invirtiese más en este proyecto, ganaríamos todos. Los asistentes y ponentes porque estaríamos en un evento de primer nivel, y los organizadores porque conseguirían más asistentes, por lo tanto más negocio, y seguramente mejoraría su dañada reputación on line.

El programa fue interesante y aunque me apetecía escuchar a varios de los ponentes, y repetir con otros a los había escuchado con anterioridad (y gratis), también es verdad que esperaba encontrar en el programa a esos “gurús” (si, a mí también me espanta el nombrecito, pero ¿cómo les llamo para entendernos?) que no son fáciles de ver y que podrían haber aportado otro punto del vista del panorama 2.0.

Nada más comenzar el Congreso, la organizadora María Rosa Díez, micrófono en mano, anunció en qué iba a consistir el evento y algunas eventualidades que afectarían a los asistentes. Nada fuera de lo normal, pero como profesional de la comunicación que soy, me sorprendieron dos cosas de su exposición:

  • Su speech no le benefició en nada, lo único que hizo fue destacar los errores que los asistentes nos encontraríamos en el Congreso, y lo hizo justificándose, no digo que no tuviera razón, pero no supo transformarlo en positivo.
  • Personalizó el mensaje en sí misma: “yo soy la primera perjudicada”, no habló de empresa, ni de equipo. Si su intención era transmitir empatía, no creo que lo lograse, para eso hay que ponerse antes en el lugar del otro, en este caso del cliente, si es que el cliente te importa, claro.

En cuanto a la organización, a mi entender, el error principal fue elegir la sala de un hotel para celebrar un evento de esta relevancia. La organizadora justificó en su discurso la elección de este hotel alegando que de los cuatro recintos de Madrid con capacidad para albergar a 1.000 asistentes, sólo estaba disponible este hotel en estas fechas, porque no iba a pagar 60.000 € al Palacio de Congresos en estos tiempos de crisis. Pues yo creo que sí, que tendría que haberlos pagado, o mejor dicho: haberlos invertido. Ahí está la clave entre tener interés por hacer un gran evento o por quedarse en un evento de poco mérito.

En la sala del hotel Eurobuilding donde se celebró el Congreso, aquellas personas que estuvieron sentadas en las últimas filas, debieron tener dificultad para ver las ponencias proyectadas en la única pantalla que había y que estaba situada a muchos, muchos metros, lo que requería de una gran destreza visual. Y eso se podía haber resuelto colocando unos plasmas cada equis metros.

Otro error destacable: no disponíamos de wifi gratuito, era de pago y no había líneas para todos, ya que el hotel tenía un acuerdo de exclusividad con un proveedor y al parecer, no hubo negociación posible. Eso lo entendimos todos, pero el asistente se hubiese dado por satisfecho si la organización del evento hubiese asumido el coste de la tarifa mínima que rondaba los 5€. No todo el mundo llevó su portátil, ni uso su smartphone, de manera que no todos los asistentes habrían hecho uso de este servicio.

Y para finalizar, a veces viene bien volver a la vida 1.0 y por ejemplo, dar en mano el programa con el orden de las ponencias. Además, sonreír es gratis, cosa que los chicos que estaban en el control de acceso al congreso no debían saber, lo mismo que las azafatas tampoco sabían dónde estaba situado el lavabo más cercano. Pero el próximo año será mejor, ¡seguro!, oye, que María Rosa se ha comprometido a ello.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: